No hay productos en el carrito.

No hay productos en el carrito.

No hay productos en el carrito.

tés y sus beneficios

Té verde, rojo, negro y blanco: para qué sirven y beneficios

Todos los tés proceden de una misma especie de planta: la Camelia Sinesis, sin embargo, en función de la región que lo produzca, la parte de la planta que se utilice o la forma de procesarlo, obtendremos unos tés u otros.

Por otra parte, es importante aclarar que todos los tés son infusiones, pero no todas las infusiones son tés, la diferencia reside en el modo de preparación:

  • El té inglés, por ejemplo, necesita que el agua esté caliente hasta la ebullición, verter esta agua en la tetera y enjuagarla para que se caliente. Después de ello, debemos desechar esa agua. Introduciremos el té en la tetera y lo cubriremos con agua caliente. Tras dejarlo reposar 3 minutos tapado, podemos consumirlo.
  • Por su parte, las infusiones llevarán un periodo de preparación diferentes en función de la parta de la planta que queramos infusionar. Si es la hoja o las flores bastará con añadir la planta al agua caliente y dejarla reposar durante 5 – 10 minutos. Si por el contrario queremos infusionar raíz o tallo, una vez y el agua comience a hervir deberemos introducir la raíz o el tallo y dejarlo hervir 5 minutos. Después, se apaga el fuego y antes de consumirla debemos taparla y dejarla reposar entorno a los 5 – 10 minutos.

Por último, es aconsejable tomarlos sin endulzar ni edulcorar y optar por tés e infusiones naturales y sin mucha mezcla de sabores.

A continuación, analizamos cuatro de los tés más famosos y consumidos a nivel internacional y cuáles son sus beneficios.

Té verde

té verde

Denominamos té verde a todas aquellas infusiones en las que se detiene la oxidación de la hoja para mantenerla intacta durante todo el proceso, por tanto, es una familia que engloba muchísimas variedades.

El té verde procede de múltiples partes del planeta, pero los más conocidos y demandados son los tés verdes chicos y japoneses.

Beneficios del té verde

  • Antioxidante.
  • Antibacteriano y antiviral.
  • Previene la caries y refuerza nuestra dentadura.
  • Ayuda a prevenir y a combatir gripes y resfriados.
  • Ayuda a disminuir el colesterol.
  • Previene enfermedades cardiovasculares.
  • Es recomendable para  tratar algunos tipos de diabetes.

Té blanco

té blanco

Los tés blancos están mínimamente procesados, por tanto, es la versión más pura de la planta. Al igual que con el té verde, el té blanco procede de diferentes ubicaciones, pero los más finos y codiciados vienen de China. Se cosechan en primavera, cuando la planta está cargada de nutrientes.

Beneficios del té blanco

  • Grandes propiedades antioxidantes.
  • Ayuda a bajar de peso.
  • Muy útil si queremos cuidar nuestra piel y cabello.
  • Nos aporta de gran energía para el día.

Té rojo

té rojo

El té rojo pertenece a la familia de los HeiCha y su procedencia es exclusiva de la región china de Yunnan. La principal diferencia entre el té rojo y los demás es el proceso de fermentación bacteriana al que se someten sus hojas, y que le aportan su sabor característico.

Beneficios del té rojo

  • Es diurético.
  • Ayuda a realizar la digestión correctamente.
  • Ayuda a perder grasa y a adelgazar,
  • Reduce el colesterol.
  • Beneficia el sistema inmunológico.
  • Favorece a la concentración.

Té negro

tés y sus beneficios té negro

Los tés negros son aquellos en los que sus hojas se han sometido a un proceso de oxidación casi completo, consiguiendo una bebida con un color y un sabor muy característico.

Beneficios del té negro

  • Es un gran estimulante, te aporta la energía diaria que necesitas sin ponerte nervioso.
  • Ayuda a mejorar la osteoporosis, reforzando los huesos.
  • Grandes propiedades antioxidantes.
  • Ayuda a la pérdida de peso.
  • Mejora y regula la flora intestinal.

Desde Raíces de la Tierra, esperamos que este artículo te haya servido para conocer más sobre los tés más famosos y cuáles son sus beneficios. Para que la experiencia tras su consumo sea más placentera, recomendamos comenzar el día con una buena taza de té negro, dejar el té verde y blanco para media mañana o merendar y utilizar el té rojo y sus poderes digestivos para después de las comidas.

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consigue 5% de descuento
en tu primera compra

¿Quieres recibir novedades y acceso a códigos promocionales para usar en nuestra web?

¡Déjanos tu E-mail!

    Abrir chat